miércoles, 4 de mayo de 2011

Tortitas de garbanzos

Aprovechando que mi familia encendía el horno para otros menesteres he decidido hacer una versión del falafel al horno. Como no me ha quedado muy parecido lo dejamos como tortitas y todos felices ;)


Ingredientes para unas 15 tortitas (depende del tamaño, claro):
  • 230 g de garbanzos secos o 500 g aprox de garbanzos hervidos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de perejil
  • 1 cucharadita de hierbabuena seca o un par de hojas de menta fresca picada
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • semillas de sésamo
  • aceite de oliva
Preparación:
Si decides hacerlo con garbanzos secos déjalos a remojo la noche antes. Escúrrelos y ponlos a cocer unos tres cuartos de hora (de nuevo depende del tamaño). Si usas garbanzos de bote sáltate este paso.
Pica muy fina la cebolla, el ajo, el perejil, el comino y la menta y ponlos en un bol. Escurre los garbanzos y trituralos con la batidora o en el peor de los casos, aplástalos con un tenedor. Añádelos al bol y mezcla muy bien. Sazonamos al gusto.
Con una cuchara formamos unas tortitas aplanadas y las disponemos en una bandeja cubierta con papel de horno. Con un spray de aceite de oliva echamos un par de pulverizaciones y espolvoreamos el sésamo a mansalva. Hornear a 200º unos 15 minutos y servir con un arroz y una ensalada, por ejemplo.

11 comentarios:

  1. Vaya, esta receta me la tengo que apuntar para probarla en el horno solar. Tiene una pinta muy interesante.

    ¿Salieron ricas?

    ResponderEliminar
  2. Yo lo hago a veces al horno, a mi me gusta como queda! y si lo hago en la sartén nunca los frío, digamos que los hago "a la plancha".
    Que ganas de comerlos!

    ResponderEliminar
  3. Yo he hecho falafel un par de veces: la primera (los cocí) aquello no ligaba de ninguna manera y la segunda me fue bastante mejor, hice la pasta después de 24 horas a remojo. La próximo, los meto al horno a ver qué tal!

    ResponderEliminar
  4. Yo hice el falafel en hojadre, osea al horno y era una delicia, también lo he comido crudo, que rico, pero frito no me tinca.
    Que buenas son tus ideas Erinna.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. De aspecto te han quedado muy vistosas. Y, como dices, con un arrocito blanco bien reciente y una ensalada, ¡de rechupete! Nunca los he hecho al horno, sino más bien como dice Kako, en la sartén manchada de aceite. Son difíciles de manipular hasta que toman un poco de cuerpo, pero están fantásticos.

    Besos,
    Nikk

    ResponderEliminar
  6. Ya sabía yo que era mejor resistirse a entrar en tu blog. Me he dado una buena vuelta y ahora estoy salivando cual loba hambrienta.
    Mi problema es que no me gusta cocinar, aunque tengo buena mano, pero es que no me gusta nadanadanada liarme entre cacharros en la cocina. Entonces... ¿me adoptas?

    ResponderEliminar
  7. Habrá que probarlo porque tiene muy buena pinta!
    Por cierto, me gusta mucho tu blog :)

    Maria

    ResponderEliminar
  8. Aminuscula, yo te adopto si tú me cuentas cuentos ;)

    ¡Muchas gracias a todas (acrata en femenino que somos mayoría)!

    ResponderEliminar
  9. Ésto tengo que probarlo!!.... tiene una pinta estupenda :D

    ResponderEliminar